Confesiones del doctor Sachs

Confesiones del doctor Sachs

Confesiones del doctor Sachs (***)

La maladie de Sachs. Francia. 1999. (104 minutos). Dir.: Michel Deville. Int.: Alberet Dupontel y Valerie Deville.

Las películas de Michel Deville se han distinguido por su elegancia, su gusto por el erotismo sutil y su sentido del humor; su género preferido parecía la comedia sutil. Por eso, sorprendió que abordara un tema que, aparentemente, no le permitía mostrar ninguna de esas cualidades: adaptación de una novela de Martin Winckler cuenta las experiencias de un médico rural. El doctor Sachs es un profesional abnegado que trata de remediar los males de sus pacientes con la ciencia, pero también, o sobre todo, con la compasión y simpatía: está convencido de que el trato personal y cálido es un componente muy importante de la medicina. Deville cuenta con un argumento sin una estructura tradicional que despierte interés por el desenlace y donde hay muchos y muy variados personajes, y el retrato del protagonista viene dado tanto por los pacientes como por sus propias reflexiones. Es una de esas películas donde aparentemente no pasa nada (es decir, nada extraordinario), pero donde las situaciones y los personajes sin trascendencia logran interesar porque dan la impresión de autenticidad en todo momento. Eso se logra gracias a la fluidez narrativa de Deville y a su dirección de actores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *