Last dance

Condenada

Condenada (**)

Last dance. EEUU. 1996. (98 minutos). Dir.: Bruce Beresford. Int.: Sharon Stone y Rob Morrow.

Una de esas típicas películas hollywoodienses que tratan de desmejorar físicamente a la estrella para convertirla en actriz trágica. Sharon Stone interpreta a una mujer condenada a muerte por doble asesinato y parece dispuesta a hacer frente a lo que ya parece inminente. La mujer lleva nada menos que doce años en la cárcel tras varios aplazamientos de la ejecución cuando conoce a un abogado (Rob Morrow, muy adecuado al papel) que encabeza el movimiento cívico para evitarla, enfrentándose al conservador gobernador del Estado. En su momento se comentó que a Condenada le había perjudicado el recuerdo de la superior Pena de muerte, inmediatamente anterior y muy parecida, pero hay muchos más antecedentes en Hollywood de este tipo de melodramas que debaten superficial y a menudo ambiguamente sobre la pena de muerte y que acaban siendo crónicas procesales. El australiano Bruce Beresford es un director esmerado y con talento, pero poco ágil y sobre todo poco enfático: este tema tremebundo no le va.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *