102 dálmatas

102 dálmatas

102 dálmatas (*)

102 dalmatians. EEUU. 2000. (96 minutos). Dir.: Kevin Lima. Int.: Glenn Close y Gérard Depardieu.

Las continuaciones hollywoodienses suelen limitarse a dar más de lo mismo, pero dado que en la primera película ya había un centenar de perros, la aportación cuantitativa era inviable, así que se da simplemente lo mismo pero peor. Cruella De Vil (Glenn Close, desmelanada) ha permanecido en reclusión durante tres años, pero aparentemente rehabilitada por un doctor genialoide, queda libre. En efecto, guarda bajo siete llaves todos sus abrigos de piel y financia un refugio para perros abandonados. Pero es una mejora pasajera y pronto vuelve a su manía de hacerse un gran abrigo con las pieles de 102 dálmatas y se lanza a su captura con la complicidad de su humillado mayordomo (Tim McInnery) y de un excéntrico peletero francés (Gérard Depardieu, tan pasado como Close). Por supuesto, hay de nuevo una pareja, la agente encargada de vigilar la libertad provisional de Cruella y el encargado de la perrera, cuyas mascotas son objetivo de las maquinaciones siniestras de los compinchados. Muy poco divertida opera prima en imagen real de Kevin Lima, hasta entonces director de largos de animación de Disney: sólo los decorados demuestran algo de imaginación y los brillantes efectos especiales y de animación ya estaban presentes en la primera entrega.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *