1, 2, 3... Splash

1, 2, 3… Splash

1, 2, 3… Splash (**)

Splash. EEUU. 1984. (103 minutos). Dir.: Ron Howard. Int.: Daryl Hannah y Tom Hanks.

Babaloo Mandel y Lowell Ganz, habituales colaboradores del director Ron Howard, fueron candidatos al Oscar por su hábil guión, con antecedente en Domador de sirenas (1948), sobre un joven empresario neoyorquino (Tom Hanks) que, de vacaciones en la costa, es salvado de morir ahogado por una sirena (Daryl Hannah, idónea para el papel en todos los aspectos); la sirena se enamora del humano y éste de ella, y lo complicado surge cuando pretenden tener una vida normal de pareja en un lugar tan mal acondicionado para las necesidades de la mítica criatura como es la gran ciudad (la sirena es capaz de convertirse en enteramente mujer, pero no puede impedir que su ingenuidad y su desconocimiento de las costumbres de la superficie citadina provoquen situaciones pintorescas que traen de cabeza a su pareja). Una aportación fantasiosa a la comedia romántica con excelente reparto (junto a Hannah destacan John Candy como el hermano gordinflón y simpático de Hanks y Eugene Levy, como un científico chiflado) que fía casi todo el humor a las fáciles paradojas de la inadaptación de la sirena a las normas urbanas. No es una gran película, pero sí un entretenimiento agradable y realizado con el esmero y oficio característicos de Howard.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *